Nuestra Historia

Todo comenzó hace unos 16 años en un pequeño local de escalada cercano a la plaza de toros, que ante la inquietud y las ganas de mejorar nos trasladamos a un nuevo local mas grande, en el cual impulsado por los hermanos Hector y Alfredo  junto a un grupo de amigos refundaron el Club Treparriscos , cuya idea principal era el fomento de la escalada deportiva, y poder hacer frente a federarnos en nuestro propio club.

El roco en Santander

Los principios, el roco en Santander

Durante la estancia en esta nueva sede se comenzó a equipar una nueva escuela de escalada deportiva, Matienzo, posiblemente la zona de escalada mas representativa de nuestro club, y tambien fue una  epóca carecterizada por el numero de  viajes de escalada  realizados. En estos años tambien se nos quedó pequeño, y pese a la pena de los vecinos nos vimos obligados a una tercera mudanza, esta vez al estraradio, a Peñacastillo.

Hector en el segundo roco en Peñacastillo

Hector en el segundo roco en Peñacastillo

 

Con la esperiencia adquirida del montaje de las anteriores salas de entrenamiento, comenzamos una tercera etapa, quizas en la que se alcanzó una gran madurez de nuestro club, dedicando mucho trabajo a la apertura de nuevas vias de escalada, contandose por centenas, y en el cual sobre todo tubimos una gran crecimiento del numero de socios.

Alfredo en el roco de Peñacastillo

Alfredo en el roco de Peñacastillo

Debido a la inquietud y esa necesidad  por mejorar, y al incoformismo de Hector, se llevo a cabo una idea que le llevaba años rondando en la cabeza, crear un centro de escalada global, en el que no hace falta ser escalador para poder disfrutar, y asi  acercar este deporte a todas las personas sin limite de edad, pero sobre todo dejarse llevar por este gran deporte, la Escalada.

 

Leave a Reply